EnglishΕλληνικάΕspañolčeštinaDeutschItalianoNederlandsSlovenščina

Claire Carpenter

Emprendedora de Innovación Social y Fundadora de Melting Pot



Sobre mi


NOMBRE: Claire Carpenter

CIUDAD: Edimburgo

PAÍS: Reino Unido

NACIONALIDAD: Británica

HISTORIA: Universitarios

SECTOR: Educación, Servicios, Tercer Sector

POSICIÓN: Fundadora y Directora Ejecutiva

ORGANIZACIÓN: The Melting Pot



Mi Historia

The Melting Pot es una organización sin ánimo de lucro, autofinanciada, base de recursos ecológicos para personas que trabajan por el bienestar social, medio ambiental, económico y cultural, que ofrece una gama de recursos y servicios para fomentar y apoyar la innovación social: cooperación, reuniones, servicios de eventos, afiliación, apoyo y premios.

Provengo de una familia de trabajadores autónomos, hecho que influencia mi labor ética/cultural personal. Llevo más de veinte años trabajando en el sector terciario, realizando “desarrollo comunitario” como empleada, trabajadora autónoma, activista y emprendedora social. Originalmente, comencé en educación comunitaria medioambiental, mostrando siempre interés en diversas vías para el desarrollo personal. Me formé a nivel de master (Ecología Humana / Universidad Abierta) formándome a nivel personal y profesional. Mi carácter es emprendedor, y a menudo muestro cierto rol de líder. No tengo nadie a mi cargo, y poseo gran motivación para lograr el cambio y contribuir al bienestar social. Soy capaz de vislumbrar mis oportunidades y razonar de forma conceptual, aunque para nada me considero una persona política (con P mayúscula). No obstante, disfruto y poseo cierta facilidad para establecer lazos profesionales.

Comencé a crear la empresa desde 2005, tras comprender que era algo viable y necesario, y no una locura. Además, si no lo intentaba, alguien lo haría por mí. He trabajado durante dos años en nuestro desarrollo base, prenegociando, sufriendo mi propio bautismo del fuego, para aprender a dirigir y controlar un negocio, y lo que ello implica. Tras cuatro años de negociación, el negocio se autofinancia.



Mi Experiencia

Problemas económicos: Autosuficiencia durante toda mi vida adulta. En mi caso, el dinero no supone ninguna motivación ya que he vivido modestamente durante años. He tenido que adaptar mi visión del negocio, desde una perspectiva más reducida (aunque con una fuerte ética de trabajo) con presupuestos modestos, hasta lidiar con enormes gastos mensuales. Podríamos haber fracasado fácilmente. Tuve que asegurar varias pequeñas subvenciones para seguir adelante. No fue nada agradable ni seguro, y no quisiera pasar por aquello otra vez. Afortunadamente, aprendimos a lo largo del camino.

Problemas familiares: No fui capaz de dedicar el tiempo y la energía suficiente a mi pareja. No lo superamos y recientemente nos hemos separado. Mis padres se declararon insolventes cuando yo era una adolescente debido a problemas en el negocio (por causas ajenas a ellos). En mi caso, tuve que establecer un equilibrio entre mi compromiso profesional y mi tiempo libre. La salud mental es frágil, y a veces nunca recuperas lo perdido.

Problemas personales: La confianza en mí misma ha sido imprescindible. He sufrido una gran curva pública de aprendizaje, algo que resulta intimidante y probablemente humillante. Mi confianza ha aumentado y corro riesgos, aunque no m considero una persona arrogante o ambiciosa.

Problemas sociales: El ser homosexual, lo considero simplemente una parte de mí. El estereotipo del inglés viviendo en Escocia, no es para tanto en Edimburgo, aunque sigue notándose. En ocasiones, me he sentido discriminada por el hecho de ser mujer.

Otros problemas: Un negocio es como coronar una curva de aprendizaje muy pronunciada: establecer el negocio, una plantilla, trabajar con voluntarios, establecer sistemas administrativos, obtener y mantener al personal adecuado, aprender sobre finanzas, planificación de negocios, etc.


Mis Competencias

Oportunidades:
- El Máster en Ecología Humana y mi tesis sobre la motivación de activistas sociales y las barreras para involucrarse en el cambio social.
- Vivir en Edimburgo, un gran escenario de emergente empresa social, ciudad pequeña e íntima que permite establecer lazos humanos (aunque esto pueda ponerse en contra tuya).
- Mi labor de voluntariado siendo mayor de edad, y la gran cantidad de rumbos profesionales, amistades, mentores y consejeros que descubrí en aquel momento.
- Vivir de forma modesta durante un tiempo en una cooperativa de viviendas.

Amenazas:

- El desgaste o estrés profesional, malestar personal, exceso de trabajo, sacrificio propio, falta de tiempo para dirigir, y el largo proceso de aprendizaje.
- Selección de personal o estrategias inapropiadas
- Angustiarse por la falta de recursos o experiencias, sólo se precisa de gran motivación. Finalmente, se recompensa el esfuerzo, aunque hay que jugársela.
- Organizar y administrar algo más que ideas. Incapacidad para delegar o tener gente apropiada para delegar en ella.


Consejos & Recomendaciones

Inspiración: Me han inspirado muchas cosas, personas e ideas. Pero ante todo, me inspira el uso de espacios naturales o artificiales que “contengan” gente activa. He colaborado con mucha gente que ha realizado grandes proyectos, todos relativos a cambios sociales. Mi tesis forma parte de mi aprendizaje y comprensión de los factores que motivan o actúan como barrera para la motivación de los que crean cambios sociales. He sido voluntaria y coordinadora de voluntarios, y conozco el poder de los lazos humanos en dicha tarea. Mi innovación social está destinada a ayudar a otros a realizar sus planes por un mundo mejor; y no pretendo que esto suene al típico cliché (lo digo sinceramente). Al final lo disfruto, y eso ayuda a que todo salga adelante.

Consejos: Ten claro lo que quieres lograr, lo que estás dispuesta a sacrificar, a conseguir, y la realidad de lo que puedes perder a lo largo el camino. Sé paciente contigo misma y con los demás, pero firme y justa, no permitas que te tomen el pelo. Aumenta tu confianza, es como un músculo, si estás sometida a estrés puede resentirse. Ten fe y trabaja duro. Sigue nadando o te ahogarás; no obstante, busca tiempo y lugares que te otorguen descanso y refugio a lo largo del camino. Realiza cambios. Celebra tus logros clave, nunca se sabe cuando volverás a llorar. ¿Preferirías tener el lujo de ser un empleado o la libertad y responsabilidad de ser tu propio jefe y crear tu propio destino?

Mi frase de la suerte es: "Nunca sueñes con más fuerza de la que trabajas".

  • Default
  • Title
  • Random
load more hold SHIFT key to load all load all

  • Default
  • Title
  • Random
load more hold SHIFT key to load all load all

Para aceptar o rechazar las cookies de esta web, solo tiene que hacer clic en