EnglishΕλληνικάΕspañolčeštinaDeutschItalianoNederlandsSlovenščina

Laura Carrera Garcia

Ha fundado una empresa de flores comestibles

Sobre mi


NOMBRE: Laura Carrera Garcia

PAÍS: España

CIUDAD: Zaragoza

NACIONALIDAD: Española

ESTUDIOS: Universitarios, Ingeniería Técnica Agrícola (2000), Licenciada en Ciencias del Ambiente (2003) Ingeniería Agrónoma (2004) Doctorado en Ingeniería Agrónoma (2009)

SECTOR: Agricultura y Ciencia/Investigación/Tecnología

POSICIÓN: Directora

ORGANIZACIÓN: Flores en la mesa

 

Mi Historia

Nací en Soria, una pequeña y fría población del centro de España, aunque actualmente vivo en Zaragoza. Siempre me ha gustado el campo y fue por lo que decidí estudiar Ingeniería Técnica Agrícola en Soria. En el año 2000 decidí comenzar una titulación doble: Ciencias Ambientales e Ingeniería Agrónoma en la Universidad Católica de Ávila. Fueron grandes años que me han formado como persona y como profesional. Más tarde realicé la tesis doctoral en la Estación Experimental de Aula Dei-CSIC en Zaragoza, realizando un trabajo a caballo entre una empresa y el centro de investigación. Mi tesis trató sobre la Biología Reproductiva del níspero japonés. Partió de un problema real que tenía una cooperativa agraria de bajas producciones en níspero. Mi tesis dio lugar a varias publicaciones y comunicaciones en numerosos congresos, sin olvidar que ayudó a que la empresa solucionara su problema. La relación entre empresa y ciencia fue lo que hizo que me interesara por la conexión de estos dos mundos. De este modo nace la idea de ‘Flores en la mesa’, una empresa que introduce nuevos productos botánicos en el mercado agrario. El producto estrella de mi negocio son las flores comestibles cristalizadas pequeñas y bellos caramelos naturales, para alta cocina. Esta empresa se enmarca dentro del ámbito agroalimentario para el gourmet. Pero también colaboramos con centros de investigación para el desarrollo de producción y comercialización de estos productos, estudiando las propiedades beneficiosas y las diferencias sensoriales de las flores comestibles.

Mi Experiencia

Problemas económicos: Invertir los ahorros que tienes en un proyecto empresarial es un riesgo, sobre todo si tienes una familia a tu cargo como era mi caso.
Problemas familiares: Ser madre obviamente no es un problema, pero si un reto, al menos para mí y más aún cuando inicias la actividad empresarial cuando tienes un bebé.
Problemas personales: El ser madre y emprendedora al mismo tiempo, no disponer de gran tiempo para mí y dejar de lado mis aficiones como pintar, leer, salir con los amigos o simplemente hacer deporte.


Factores de éxito: Personalmente, lo que me hace cada mañana saltar de la cama con las fuerzas necesarias es mi familia. También creo que una sólida preparación académica y profesional es la clave para encontrarme donde estoy ahora mismo. Sin duda, mi personalidad y carácter es un factor de éxito ya que soy una persona muy segura de lo que hago. Mi proyecto es la suma de todo lo que he conocido y de todas las personas que me han aportado algo. Tengo el orgullo de contar con muchas personas que creen en mi proyecto y que me aportan muchos aspectos positivos. Cuando uno está comenzando un negocio es difícil separar quienes son amigos por placer y quienes por trabajo. Los límites pueden llegar a estar difusos. Además de todo esto, ser original, seguir mi intuición y aprender de mis propios errores han sido claves a la hora de comenzar mi negocio.
Mis inspiraciones: Mi padre y mi directora de tesis, cada uno a su manera, me han aportado los valores que me han acompañado en todo lo que he ido haciendo. También mi pasión por las flores y la gastronomía han sido dos factores importantes en los que se basa el negocio.

 

 

Mis Competencias

En relación a mis competencias, todos los conceptos nuevos que voy adquiriendo los aplico en mi día a día, así me resulta fácil planificar y organizar actividades. Me gusta mucho colaborar con otras personas cuando estoy trabajando, pero la falta de tiempo hace que no siempre sea sencillo las tareas de coordinar y motivar al personal que tengo a mi cargo. Si tengo que tomar una decisión, soy capaz de hacerlo de manera inmediata y si me encuentro con algún problema, rápidamente busco soluciones para poder resolverlo. Considero que el desarrollo personal que se adquiere en el trabajo es fundamental, ya que te ayuda a abrir la mente y a crecer. Para cumplir mi trabajo de manera satisfactoria, siempre procuro ponerme metas realistas, para así poder alcanzar mis objetivos.


Sobre mis cualidades, me considero una persona muy activa, no me gusta estar parada sin hacer nada; además, soy comunicativa y me encanta relacionarme con la gente. No me considero para nada una persona conservadora, sino todo lo contrario, me gustan los retos y me gusta innovar. Sobre todo, soy optimista y cuando quiero algo, puedo llegar a ser muy persistente. Confío en lo que hago y estoy segura de que puedo lograrlo. Considero que tengo gran visión de futuro, por eso no dudo en arriesgarme en nuevos proyectos. En mi trabajo soy organizada y me gusta ser práctica además de eficaz. En definitiva me considero una mujer independiente que sabe lo que quiere realmente.

 

 

Consejos & Recomendaciones

Como mujer emprendedora, el consejo que les puedo dar a otras mujeres que decidan arriesgarse en su propio proyecto es que estén seguras de sí mismas (y por ende, de su proyecto), pero que mantengan los pies en la tierra. La confianza en una misma es fundamental, ya que sin ella, yo no hubiera conseguido todo lo que tengo. Para empezar, tienes que creer en tu propio proyecto, en que realmente va a funcionar porque si no lo haces tú, ¿quién lo va a hacer? Tienes que defender tu idea para que así pueda salir adelante y aunque encuentres distintos obstáculos en el camino, debes afrontarlos y superarlos. Por ejemplo, si decides emprender un nuevo negocio y tienes, como yo, una familia a tu cargo, lo más importante a la hora de invertir dinero es definir el límite económico a invertir. Es la solución que puse a mis quebraderos de cabeza, y realmente funcionó. Y si eres madre también, no hay que tener miedo. Siempre tienes que pensar que la familia es lo primero, pero que las dos cosas pueden ser compatibles, aunque al principio parezca difícil. Yo con un niño, decidí que a partir de las seis de la tarde, estaría únicamente libre para mi familia, que en definitiva es por lo que trabajas. Y si tenía algún evento o reunión el cual no podía cancelar por nada, compensaba a mi familia con más tiempo otro día. Todo se puede lograr estableciendo prioridades. Y otra cosa que hay que tener clara es fijarse metas, teniendo en cuenta que estas metas pueden ser flexibles. Hay que saber a dónde te diriges, pero que para llegar hasta ahí, puedes elegir diversos caminos.

Mi frase de la suerte es: ¡Muy bien! / ¿Quién dijo miedo?

 

  • Default
  • Title
  • Random

Para aceptar o rechazar las cookies de esta web, solo tiene que hacer clic en