EnglishΕλληνικάΕspañolčeštinaDeutschItalianoNederlandsSlovenščina

Monica Oriol

La empresaria "más segura" en su constancia

Sobre mi


NOMBRE: Monica Oriol

PAÍS: España

CIUDAD: Madrid

NACIONALIDAD: Española

ESTUDIOS: Licenciada en Ciencias Económicas y Empresariales

SECTOR: Banca y Finanzas, Economía

POSICIÓN: Presidenta ejecutiva

ORGANIZACIÓN: Seguriber

Mi Historia

Soy Licenciada en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad Complutense de Madrid y Diplomada en Economía de la Unión Europea por la London School of Economics.
Además, soy Presidenta Ejecutiva del Grupo Seguriber-Umano que se fundó en el año 89 y que está centrado en prestar servicios de control, seguridad y servicios auxiliares con medios humanos y soluciones avanzadas de tecnología. Conmigo trabajan alrededor de 6000 personas.
También soy Presidenta de Secot, una asociación sin ánimo de lucro que agrupa a profesionales sénior que trabajan al servicio de emprendedores para la puesta en marcha y salvamento de empresas, ofreciendo su experiencia y conocimientos.
Soy Presidenta del Círculo de Empresarios, organización que tiene como principal objetivo el estudio, la divulgación y promoción de la función de la libre empresa en el marco de la economía de mercado.
Y soy Consejera Independiente de INDRA Y OHL

Mi Experiencia

Problemas económicos: los comienzos siempre son duros porque tienes un montón de buenas intenciones e ideas y muy poco capital para llevarlos a cabo. Contratar a un buen equipo era caro y no teníamos recursos.
Problemas familiares: es muy duro cuando llega la hora de quitarle tiempo a tu familia para estar más horas en la oficina.
Problemas personales: esta dimensión apenas ha existido hasta muy recientemente cuando mis hijos ya se han hecho más independientes.
Problemas sociales: el sector de la seguridad siempre ha sido coto de hombres. Eso me ha permitido ser el hecho diferencial y que me escucharan más atentamente.
Factores de éxito: el apoyo de mi marido Alejandro ha sido muy importante ya que me animó a ser empresaria y siempre estuvo a mi lado en los momentos de flaqueza. Tuve una educación abierta, exigente y cosmopolita: varios años de internados en el extranjero me permitieron aprender a convivir con otras culturas y a hablar otros idiomas. Tengo un carácter extrovertido y curioso. Mi perseverancia me permite seguir hacia adelante sin arrugarme ni desgastarme. Siempre hubo un “ángel de la guarda” aconsejándome cuando no sabía qué camino tomar. He tenido muchos mentores. La sinergia con otros empresarios me ha ayudado a aplicar los consejos de sus vivencias a algunos problemas que se me iban planteando. Mis amigos de verdad a los que aprecio afectiva e intelectualmente siempre han estado ahí y me han ayudado mucho.

 

Mis Competencias

Dentro de mis competencias considero que es muy importante el desarrollo personal a través del trabajo, el trabajo en equipo, la facilidad para planificar y organizar, la resolución de problemas y la humildad para saber pedir consejo.
Sobre mis cualidades, soy activa, habladora, persistente, optimista, confiada, flexible, rápida, segura, y organizada.

 

 

Consejos & Recomendaciones

Aplico muchos proverbios/refranes a las situaciones de mi vida cotidiana; uno de los que más me gustan es este de William George Ward: “El pesimista se queja del viento, el optimista espera que cambie y el realista ajusta las velas.”
Todas las personas que han pasado por mi vida o las que me han acompañado en algún momento de mi vida profesional me han aportado algo. Además procedo de una familia industrial en la que asumir riesgos e iniciar nuevos proyectos es una constante.
Lo que les diría a otras mujeres que decidan emprender un negocio es que luchen por conseguir sus objetivos, que sean constantes, que se relacionen con otros empresarios y que asistan a jornadas, congresos, talleres… ya que hoy en día el networking y el co-working son importantísimos. Que no se queden en asociaciones sólo de mujeres…que se mezclen también con los hombres: que sean inclusivas, no excluyentes.
No hay nada que de más satisfacción que transformar una idea en una obra. Y emprender es exactamente eso. Y luego, transformar la obra en una empresa, desde una organización pequeña, ver cómo ir resolviendo las cuestiones del crecimiento, gestionar el complejo mundo de las personas, ver cómo todos se implican.
Hay que saber poner coto a los tiempos para desconectar. Emprender es muy absorbente y a menudo te aísla de otros mundos.

  • Default
  • Title
  • Random

Para aceptar o rechazar las cookies de esta web, solo tiene que hacer clic en