EnglishΕλληνικάΕspañolčeštinaDeutschItalianoNederlandsSlovenščina

Alenka Bratušek

Primera mujer presidenta del Gobierno de la República de Eslovenia

Sobre mí


NOMBRE: Alenka Bratušek

PAÍS: Eslovenia

CIUDAD: Kranj

NACIONALIDAD: Eslovena

ESTUDIOS: Estudios universitarios, dirección

SECTOR: Política

POSICIÓN: Diputada de la Asamblea Nacional

ORGANIZACIÓNNational Assembly of Republic of Slovenia

 

Mi Historia

 En las elecciones anteriores me eligieron Diputada de la Asamblea Nacional por segunda vez, y recibí tal puesto con mucho placer. Los diputados me eligieron como Presidenta del Gobierno en febrero del 2013, y así me convertí en la primera mujer en la historia de la Eslovenia independiente en ocupar el cargo superior de la rama ejecutiva del país; cargo que desempeñé hasta septiembre del 2014.

En el año 2011 entré a formar parte de la Asamblea Nacional pero antes de eso ya había estado trabajando en el Ministerio de Finanzas desde 1999. En el año 2004, me encargaba del Presupuesto de la Junta Directiva en el propio Ministerio. Mi carrera comenzó en una pequeña empresa textil, poco después de terminar mis estudios; posteriormente mi camino me llevó a entrar en la administración pública, con la que aún mantengo lazos cercanos.
En cuanto a mis estudios, en 1994 me gradué en la Facultad de Ciencias Naturales y Tecnología de Liubliana; en 2006 completé mi máster en Administración en la Facultad de Ciencias Sociales de Liubliana.

 

Mi Experiencia

La política es un juego de hombres, incluso más que el sector de la economía. Por este motivo las mujeres que se dedican a la política se enfrentan a mayores obstáculos y presiones. En mi caso, la mayoría de estas presiones tenían que ver con la largura de mis faldas... los medios de comunicación informaban diariamente de mi ropa, mis zapatos, y mi conocimiento del inglés.
No estaba desarrollando labores de modelo ni de profesora de inglés, sino que era una política. Por todo ello, a veces no me sorprendía que de las pocas mujeres que participan activamente en política. Es importante que no nos preocupemos de los rumores maliciosos y los comentarios que no tienen que ver con nuestro trabajo real. Mi familia siempre me ha apoyado, y yo les dedico todo mi tiempo libre. Afortunadamente, cuando me convertí en Primer Ministro, mis hijos ya eran bastante mayores y entendían por qué pasaba tanto tiempo en el trabajo. Siempre intentaba pasar al menos dos días a la semana con ellos. Hoy en día me toca vivir una situación diferente, ya que tengo que hacerme a la idea de no tener a mis hijos tanto tiempo en casa. Mi hijo juega al fútbol fuera del país y mi hija está en la universidad, por lo que cada vez pasa menos tiempo en casa.
Estoy convencida de que sería mucho más duro realizar mi trabajo sin el apoyo de mi familia. Es difícil aceptar que la actitud hacia las mujeres en política es diferente a la actitud que se tiene hacia los hombres. La prensa me ha preguntado innumerables veces la pregunta: ¿Cómo coordinas tus responsabilidades oficiales con tu familia?
¿Alguna vez le hacen esa pregunta a los hombres? En raras ocasiones, o nunca.

 

Mis Competencias

Creo que las mujeres tienen una perspectiva del mundo diferente de los hombres. Sobre todo, estamos inclinadas y más dispuestas a llegar a un compromiso; a veces echo esa actitud en falta entre mis compañeros hombres. Creo que sería bueno tener más mujeres participando activamente en política, sobre todo en posiciones superiores.
Sin embargo, puedo decir con certeza que las experiencias y competencias que adquirí trabajando en las finanzas públicas, en el Ministerio de Finanzas, me han resultado muy útiles en mi actividad política. Como ya he dicho anteriormente, pienso que las mujeres tienen una visión diferente de los problemas y de las maneras de resolverlo.

 

Consejos & Recomendaciones

Mi lema es “nada es imposible”. Las mujeres tienen que aceptar que son igual de capaces que los hombres en nuestro trabajo. Probablemente seamos más cautelosas antes de decidir el hacernos cargo de posición con responsabilidad.
No está bien querer tener privilegios sólo por ser mujer, esto suele ser un obstáculo en nuestro camino. Todo se puede llevar a cabo si tenemos voluntad y apoyo. No debemos dudar de nosotras mismas cuando queremos conseguir algo. Muchas veces en nuestro camino nos vamos a caer. No es fácil, pero es importante que nos volvamos a levantar y continuemos con más fuerza. Suele ser difícil y parece duro, pero es necesario perseverar y creer en una misma.
Las mujeres son las que cambiarán el mundo, para mejor.

 

  • Default
  • Title
  • Random
load more hold SHIFT key to load all load all

Para aceptar o rechazar las cookies de esta web, solo tiene que hacer clic en